domingo, 10 de febrero de 2013

Pastel de chocolate blanco y fresas

Llevo ya unas semanas mirando las fresas en la frutería y pensando qué postre hacer. No sabía si hacer alguna mousse, alguna tarta o comérmelas con nata y ya está. Al final recordé una receta que había hecho hace ya tiempo con chocolate blanco y fresas y aquí la tenéis con alguna modificación por falta de ingredientes.


Ingredientes
Para la compota de fresas:
200 gr de fresas
60 gr de azúcar
1 hoja de gelatina
Para la mousse de chocolate blanco:
200 gr de chocolate blanco
2 cucharas de leche
2 hojas de gelatina
2 claras
2 cucharas de queso Philadephia
Para el bizcocho:
3 huevos
100 gr de azúcar
30 gr de mantequilla ablandada
50 gr de harina
30 gr de harina de maiz (Maizena)
1/2 cucharadita de levadura
Para el sirope:
30 gr de azúcar
3 cucharas de agua
1/2 cucharita de aroma de limón o esencia de vainilla



Preparación
Empezamos por preparar la compota de fresas. Troceamos las fresas y las ponemos en el fuego con el azúcar. Dejamos que se cocine unos 30 minutos a fuego lento. Añadimos la gelatina. Reservamos.
Mientras se hace la compota, podemos preparar el chocolate. Deshacemos el chocolate al baño maría con la leche. Incorporamos la gelatina. Añadimos el queso Philadephia. Montamos las claras y las añadimos a la preparación. Reservamos en la nevera.


Para la base de bizcocho, separamos las claras de las yemas. Mezclamos las yemas con el azúcar y luego la mantequilla. Añadimos las harinas y la levadura. Montamos las claras y las añadimos. Horneamos en una placa a 240ºC unos 5-10 minutos. Cuidado que no se os queme la punta como a mí (eso por querer limpìar los cacharros y dejar el horno sin vigilencia).
Sacamos el bizcocho y lo dejamos enfriar.
Preparamos el sirope calentando el azúcar con el agua. Añadimos el aroma.
Ponemos papel film en un molde de cake. Disponemos una primera tira de bizcocho en el fondo del molde. Le ponemos sirope encima. Ponemos la mitad de la compota de fresas y la mitad de la mousse de chocolate blanco. Repetimos la operación y acabamos por una tira de bizcocho. 
Cerramos el film por arriba y dejamos en la nevera todo una noche.
Al día siguientes, sacamos el pastel del film y ya lo podemos decorar al gusto y comérnoslo!


La receta está inspirada del libro gâteaux de nos grand-mères - Editions Atlas (la traducción: "los pasteles de nuestras abuelas"). Me gusta mucho este libro, está lleno de recetas clásicas y sabores de mi infancia.


Por último os quiero presentar mi nueva ayudante en la cocina:


Tenía que ser el regalo de mis padres (junto con la heladera a juego) para Navidad pero no llegó a tiempo. Al final el paquete me ha llegado este último viernes. Teniendo en cuenta que se pidió a mediados de noviembre, os desaconsejo totalmente hacer pedidos en la web del Corté Inglés. Es el segundo pedido que hago y el segundo que sale mal. A parte decir que tienen un servicio de atención al cliente muy justito para no decir más... No me enrollo más; por fín lo tengo todo en casa y esto es lo que cuenta!


Hasta pronto! Feliz semana a todos!

Enlazo esta receta a la fiesta de enlaces del blog Personalización de Blogs. Otra vez gracias Blanca por la iniciativa,estas fiestas permiten descubrir un montón de nuevos blogs! Pasaros por ahí cuando podáis.